← Blog

“La competición para atraer talento a tu startup pasa por la gestión emocional”

Christian Rodríguez es CEO y cofundador de ByHours, la primera plataforma online que ofrece microestancias en hoteles a nivel internacional. La compañía nació hace cinco años y se ha convertido en una solución alternativa y complementaria a la oferta hotelera actual. ByHours ofrece a sus clientes una manera diferente de alojarse en los hoteles, comercializando packs de 3, 6 y 12 horas. Se trata de la primera vez que el pago por uso entra en el sector travel. Para los hoteles supone un servicio totalmente complementario con el que ofrecer un producto más flexible a sus clientes a la vez que aumentan sus cuentas de explotación.

Rodríguez, que emprendió su primer proyecto con tan sólo 18 años, se ha marcado ahora como reto profesional estar preparado para poder asumir todos los cambios que estamos viviendo de manera tan radical. Y sobre todo saber detectar las grandes oportunidades en un mundo que avanza tan rápido.

 

 

El cofundador de ByHours y miembro de la junta directiva de Barcelona Tech City nos cuenta su forma de entender el ecosistema emprendedor y comparte algunos consejos.

Focalizarse en las prioridades de cada momento

“Emprender no es fácil y eso es algo que todos los que hemos pasado por esta aventura lo hemos vivido en primera persona. Es muy posible que no puedas tener todos los recursos que te gustaría para obtener la excelencia en tus resultados y por tanto focalizar y saber priorizar es una de las claves”, asegura ChristianRodríguez. Y aconseja “ser muy ordenado, meticuloso y sobre todo centrarse en los puntos importantes de cada momento del proyecto”.

Validar la idea en la etapa inicial

“Se ha de comprobar que existe un motivo por el que los usuarios van a consumir tu producto y tu servicio; que la propuesta de valor lo es para todos los agentes que están participando en ella; que el tamaño de mercado de esa propuesta es suficientemente grande para poder ser un negocio y que puedes tener una posible salida de éxito”.  Para el CEO de ByHours: “la primera inversión que debes hacer es en esa validación”.

Cofundadores alineados

Tras la validación de la idea, toca centrarse en los que serán cofundores de la compañía. “Debes rodearte muy bien de socios que piensen igual que tú, que sienten igual que tú, que se impliquen igual que tú, y esto te ayudará a coger fuerzas y adquirir todos los elementos necesarios a nivel personal para poder afrontar las siguientes etapas del proyecto: elección de inversores, aplicar un crecimiento escalable y sostenible, los cambios de la marca, etc”, remarca Rodríguez. Un equipo de cofundadores debe entender el proyecto y conocer en qué momento se encuentra el mismo.

Ofrecer valor para captar talento

“El talento está muy buscado y, por tanto, significa que hay competencia. Hay que ofrecer algo mejor que el resto para que ese talento te elija. Si se da en un momento en el que como empresa tienes poco para ofrecer, por lo que acabas llevando tu moneda de cambio también a algo emocional”, explica Rodríguez. “Es difícil porque al no poder entrar en una competición de sueldos, se ha de intentar entender qué es lo que necesita esta persona para poder avanzar”.

 

Elegir los inversores

Junto con el equipo, los inversores son otro de los puntos clave. “Empezar un negocio no suele ser barato ni fácil, por lo que solemos dar mucha importancia a la parte económica, a la inversión, sin valorar muy bien de dónde viene”, resalta el CEO y cofundador de ByHours. “Pensamos más en el dinero que en el perfil de la persona que nos lo deja, y esto es una carrera de fondo, la velocidad de la ejecución de las decisiones puede traerte muy malas consecuencias”.

El éxito y las expectativas

“En muchos casos, saber cumplir las expectativas de tu socio y de la gente que te rodea y las tuyas propias, es lo que va al final a definir si has tenido éxito o no”. Y añade esta reflexión: “el éxito no es una cuestión de dinero o de ventas, sino que es una cuestión personal de haber cumplido lo que realmente estabas buscando”.

Gestión de la carga emocional

La evolución del negocio implica cambios, renovar los recursos a medida que aumentan las posibilidades del negocio. “Hay un momento en que creces y necesitas tomar decisiones por el bien del negocio, por el bien de todos, y esas decisiones suelen ser unos choques emocionales muy importantes”, asegura Rodríguez. Al final, la experiencia y cómo se han vivido los diferentes aciertos y errores en cada proyecto acaban aportando la madurez necesaria para afrontar los futuros desafíos. “Lo que más me ha ayudado en la gestión emocional en los últimos proyectos de mi vida han sido las decepciones que me he llevado en mis primeros proyectos”, recuerda CEO de ByHours.

Adaptarse a los cambios y no quedarse atrás

Estar preparado para asumir los cambios que se avecinan y detectar las nuevas oportunidades es uno de los retos personales de este emprendedor. “Estamos en un momento de revolución digital que nos a estar pendientes de poder detectar todas esas oportunidades y no quedarnos atrás”, explica Christian Rodríguez. Una tarea que como recordaba “no es fácil cuando estás focalizado en tus propios negocios. A veces, tanto la tecnología y los negocios avanzan muy rápido y hacen que te quedes un poco atrás”.

Emprender en un mercado maduro

La legislación y los profesionales que trabajan en sectores muy sofisticados o maduros hacen que sea muy costoso entrar en ellos. Incluso la cantidad de dinero que generan los hacen muy atractivos para los emprendedores. Pero eso no tiene por qué ser sólo una desventaja: “al ser un mercado maduro si consigues tener una propuesta de valor suficientemente buena, basada en oferta y demanda, -y esto es uno de los puntos claves, que estés ofreciendo algo que tanto a los agentes que participan en ese mercado como a proveedores y clientes tengan ese valor añadido-, el negocio puede ir muy rápido”, asegura Christian Rodríguez.

Internacionalización o empezar de cero

“Normalmente el primer mercado de la gran mayoría de empresas se abre en el país nativo, donde estás viviendo.  El conocimiento sobre el país, los recursos que tienes, los contactos que has utilizado es un bagaje que has ido creando tiene un proceso y tiene un tiempo y tiene un enorme valor”, argumenta Rodríguez. Por eso es importante diferenciar esos conocimientos que pueden servirte en el nuevo mercado. Porque también tienes que ir “con humildad suficiente como para saber que cuando empiezas en un mercado nuevo, seguramente tendrás que pasar por todos esos puntos por los que has pasado al inicio. Eso que pensabas que eran una casualidad pero que son parte del éxito del mercado en el que estás”.

Últimas noticias

Barcelona Tech City

“Algunos logros se consiguen únicamente a solas, en momentos decisivos”

Leer más
Ecosistema

Rousaud Costas Duran destaca la responsabilidad proactiva para cumplir con el RGPD

Leer más
Ecosistema

Yossi Vardi: “Barcelona será, junto a Berlín y Londres, una de las ciudades tecnológicas más importantes de Europa”

Leer más