← Blog

“Barcelona Tech City está abierta a todos los emprendedores que quieran impulsar el ecosistema digital de la ciudad”

Emprendedor en serie, Miguel Vicente es coCEO de Antai Venture Builder, un company builder del que han salido compañías como Wallapop, Cornerjob, Glovo (Just Bell) Carnovo o ProntoPiso. Pero también es Presidente de Barcelona Tech City, asociación privada sin ánimo de lucro que representa más de 600 empresas del sector digital y tecnológico con sede en Barcelona. Fue creada hace más de seis años por un grupo de emprendedores que compartían un objetivo común que es su compromiso con Barcelona y el ecosistema digital.

El tercer informe anual sobre el panorama tecnológico en Europa realizado por Atomico, uno de los principales fondos de capital riesgo globales, sitúa a Barcelona en la cuarta posición en el ranking de los 10 hubs de la Unión Europea tecnológicos por número de startups y la tercera ciudad preferida por los emprendedores para crear startups. Actualmente trabajan más de 30.000 personas en el sector digital en compañías creadas en Barcelona. Abierta a todos los emprendedores y organizaciones locales e internacionales con intereses en Barcelona, la Asociación tiene como objetivo contribuir a consolidar Barcelona como un hub internacional de primer nivel a través de la atracción de inversores y talento internacionales y del fomento del emprendimiento en el sector. Como muestra de la solidez conseguida, Barcelona Tech City puso en marcha en 2016 el Pier01, un punto de encuentro para el ecosistema que se ha convertido en todo un referente.

 

Una de las principales aspiraciones de Barcelona Tech City es posicionar Barcelona como hub tecnológico internacional. ¿Cómo se está trabajando desde la Asociación para conseguirlo?

Barcelona Tech City ha contado desde sus inicios con el apoyo de las distintas Administraciones (ACCIÓ y Barcelona Activa) y es un gran ejemplo de colaboración público-privada para promocionar Barcelona como centro tecnológico.

En Barcelona Tech City están representados todos los  distintos agentes del ecosistema, startups y emprendedores, más de 600 empresas, con 40 partners que representan todos los agentes del ecosistema: emprendedores que se  inician, compañías en estadios iniciales, startups más consolidadas, business angels, fondos de capital riesgo, corporaciones que se acercan al mundo del emprendimiento, escuelas de negocio, universidades tecnológicas y organismos públicos que dan soporte al ecosistema como ACCIÓ, Barcelona Activa, ENISA, ICF y Puerto de Barcelona.

Barcelona Tech City es un proyecto de ciudad, es un proyecto de todos, que ha sido construido gracias a la ilusión de todos los emprendedores que empezaron, al apoyo coordinado de los emprendedores, su Junta Directiva, las administraciones públicas y al apoyo de socios corporativos. Es una asociación totalmente abierta a todos los emprendedores que quieran impulsar este ecosistema digital en la ciudad.

El equipo de la Asociación está liderado por Miquel Martí como director general y su equipo compuesto por Ricard Castellet, Joana Fusté, Xavi Gaspar, Toñi Herrero y Jordi Torrent- que han hecho una gran labor junto a la Junta directiva formada por Ignasi Costas, Marcel Rafart, Lucas Carné, Didac Lee, Carlos Blanco, Miguel Planas, Mauricio Prieto, Jaume Gomà, Manuel Matés, Carlos Trenchs, Chistopher Pommerening, Mireia Mir, Tomás Diago, Iñaki Ecenarro, Gerard Olivé, Angel García, Josep Ma Echarri, Mar Alarcón, Xavi Capellades, Carlota Pi, Christian Rodríguez, Helena Torras, Miguel Valls y Jacinto Roca.

¿Qué aportan los partners de la asociación?

Los partners provienen de multitud de sectores de actividad y comparten la visión de la asociación y sus valores. Son empresas que han entendido que, actualmente, una de las claves para innovar es acercarse al talento emprendedor. Así que aprovecho para agradecer a la Mobile World Capital, CaixaBank, ESADE, Gas Natural Fenosa, Airbnb, Epson, Telefónica-Telefonica OpenFuture, SEAT-Metropolis:Lab Barcelona, Damm, KPMG, La Vanguardia (Grupo Godó), Letgo, Ymedia Vizeum, Aguirre Newman, Axicom, Be Republic, Crea Inversión, DigaliX, EY, Forcadell, Ges Start, HAYS, ILV Silver, IF,  McCann Barcelona, Michael Page, Actua Andorra, Mortensen, Rosaud Costas Duran, Saba, SEUR, Soprano, ThoughtWorks así como ACCIÓ (Generalitat de Catalunya), Port de Barcelona (Autoridad Portuaria de Barcelona), Barcelona Activa (Ajuntament de Barcelona), Cambra de Comerç y SCCE.

El objetivo es que todos los agentes trabajen de una manera común para promocionar y hacer más fuerte el hub tecnológico y juntar la innovación de las startups con la de los grandes corporates.

¿Cuáles son los principales indicadores de este éxito?

La asociación cuenta con más de 600 empresas asociadas y se ha constituido como una base sólida de networking. En estos cinco años se han conseguido los siguientes objetivos: aglutinar diferentes agentes del ecosistema con un objetivo común: consolidarse como principal espacio de networking para el emprendimiento con un amplio plan de actividades anual (el último año se realizaron cerca de 80 actividades); y facilitar un espacio físico de encuentro en el Pier01 como punto neurálgico físico de emprendimiento.

Desde el punto de vista del ecosistema digital, este goza de muy buena salud. Hoy hay más de 30.000 personas trabajando en el ecosistema digital en empresas creadas en Barcelona o grupos digitales internacionales que han traído parcialmente sus centros corporativos a la ciudad. Durante los dos últimos años entre fusiones, adquisiciones y rondas de ampliación de capital en compañías fundadas en Barcelona se han invertido más de 1.200 millones de euros de fondos internacionales y el ecosistema cada vez cuenta con una mayor capacidad de atracción de talento internacional y fondos internacionales que son las dos claves para el éxito de una startup. Adicionalmente, destacaría que cada vez es mayor la vocación internacional de los emprendedores, de las startups con sede en Barcelona que ya de base se plantean lanzar negocios, startups pero ya dirigiéndose a otros mercados tanto de Estados Unidos como de Europa.  Por tanto, como los últimos estudios internacionales demuestran, Barcelona se ha convertido en el cuarto hub tecnológico europeo tanto por volumen de startups – cerca de 1.300 startups – como, por primera vez, también a nivel de inversión -con 453 millones de euros al cierre de 2017.

Asimismo, según el informe de Atomico, uno de los principales fondos de capital riesgo globales, Barcelona también es la tercera ciudad preferida por los emprendedores para poner en marcha sus startups. ¿A qué se debe?

Además del atractivo intrínseco de la propia ciudad por su clima, oferta cultural, gastronómica y su enclave estratégico y calidad de vida, el ecosistema tecnológico de la ciudad, lleva más de 20 años desarrollándose con muchos emprendedores y fondos de capital de riesgo locales y ahora mismo se encuentra en un círculo virtuoso en el que tenemos talento formado que ha participado en startups exitosas para arrancar nuevos proyectos; además de una capacidad única para atraer talento internacional gracias a las condiciones de la ciudad y la calidad de nuestras escuelas de negocio y universidades técnicas.

Tras más de un año de funcionamiento del Pier01, ¿cuál es el balance para el ecosistema? ¿Qué ha convertido al Pier01 en un espacio excepcional?

Consideramos en su momento que era necesario tener un espacio físico que fuera punto de encuentro de los diferentes agentes del ecosistema. Ubicado en Palau de Mar, el Pier01 es un edificio prácticamente único en el mundo por diferentes características. En primer lugar, su tamaño: en sus más de 11.000m2 que albergan más de 100 startups para las que trabajan más de 1.200 profesionales. En segundo lugar es la simbiosis entre las corporaciones y los emprendedores. En el Pier01 hay aceleradoras, incubadoras y grandes corporaciones como Seat, Gas Natural, Telefónica, Payment Innovation Hub (Caixabank, VISA, Samsung, Arval, Global Payments) … que han traído aquí parte de sus centros de innovación. Con ello logramos lo mejor de los dos mundos de la innovación: el emprendimiento, el intraemprendimiento y la capacidad de innovación de los grandes corporate.

El tercer aspecto es la internacionalización del hub. El 30% de las personas que trabajan el Pier01 vienen de otros países o han tenido una clara experiencia internacional. Y por último en el Pier01 conviven emprendedores o empresas en sus diferentes estadios de vida y crecimiento. Allí se dan cita desde aceleradoras hasta espacios de coworking y empresas más consolidadas- Por tanto, hay representación en todas las fases de crecimiento de los ciclos de las startups.

El Pier01 es un gran ejemplo de colaboración público-privada que ha sido posible gracias a la colaboración de ACCIÓ, Barcelona Activa, Port de Barcelona y SCCE.

No obstante, esto representa sólo la punta del iceberg del ecosistema de la ciudad. En el Pier01 solo trabajan 1.200 personas de las 30.000 personas, por lo que en este momento estamos trabajando en crear nuevos Pier y campus verticales conectados mediante un plan para conectar desde el 22@ al centro de la ciudad con la visión de área urbana tecnológica, queremos que sea el Barcelona Tech City Campus.

Los socios son el principal activo de Barcelona, ¿qué les aporta a los socios formar parte de la Asociación?

Barcelona Tech City es una asociación, abierta a todos los emprendedores de la ciudad, en la que, aparte de formar parte de la comunidad, pueden encontrar asesoramiento y ayuda en aquello que necesiten y esté en nuestra mano, desde la conexión con la financiación tanto pública como privada, la conexión con el conjunto de agentes del ecosistema, la formación, la promoción internacional e incluso espacios de trabajo que transpiran los valores de la Asociación. Al formar parte de Barcelona Tech City todos los emprendedores pueden involucrarse de manera voluntaria en los proyectos destinados a promover el ecosistema o los de carácter social impulsados desde la Asociación.

Adicionalmente Barcelona Tech City está organizando un International Council Board formado por una red de 20 embajadores internacionales. De esta manera se está abriendo la Asociación, mediante la figura del International Affiliate, a fondos de capital riesgo o emprendedores internacionales conectados con Barcelona.

¿Cuál es el impacto del sector tecnológico y la asociación en la ciudad?

Además de la riqueza y puestos de valor añadido que generan la inversión de los fondos internacionales, el posicionar a Barcelona como hub tecnológico europeo tiene otro impacto muy positivo en la ciudad. Es decir, pone a los habitantes de la ciudad a la vanguardia del uso de las tecnologías y especialmente en sectores como la educación, el smartcity, la conectividad y la sanidad.

Barcelona Tech City también está desarrollando múltiples iniciativas destinadas a apoyar a los segmentos más desfavorecidos con riesgo de exclusión en la revolución tecnológica que estamos viviendo y por tanto a reducir la brecha digital. Ya estamos involucrados en varios proyectos de carácter social, y la intención, junto a nuestros partners, es ayudar a incorporar mejor las nuevas tecnologías entre los niños y mayores con menos recursos económicos. Tenemos varias iniciativas en génesis y todo ello se va articulando en un plan de colaboración con diferentes ONG, plataformas de crowdfunding de donación, iniciativas de emprendimiento social y fundaciones.

Dado que la revolución tecnológica que estamos viviendo está transformando la sociedad en la que vivimos, desde Barcelona Tech City pretendemos que la tecnología sea también bandera en la resolución de los grandes retos pendientes como es la igualdad de género.

Últimas noticias

Barcelona Tech City

“¿Cuándo vender tu startup? Mejor dudar si fue demasiado pronto que arrepentirse por haberlo hecho demasiado tarde”

Leer más
Barcelona Tech City

¿Cómo serán las startups que protagonizarán la tercera ola de Internet?

Leer más
Barcelona Tech City

“Las tendencias de inversión se orientan a compañías creadas para mejorar el mundo”

Leer más