← Blog

“Para los emprendedores, la hoja de ruta pasa por trabajar primero con buenos profesionales”

Carlos Blanco es uno de los inversores de referencia en España, fundador de Nuclio Venture Builder, del fondo de inversión Encomenda Smart Capital y de la aceleradora Conector Startup Accelerator.

Emprendió por primera vez en 1996 con Sports Internet Factory, creando el Grupo ITnet, y desde entonces ha desarrollado muchas compañías de éxito. En 2007, Blanco da el paso de emprendedor a Bussines Angel. En 11 años como inversor en startups, Carlos Blanco ha participado en 85 compañías a título personal, aportando más dos millones de euros de su propio patrimonio.

De su larga experiencia como emprendedor y especialmente como inversor hemos extraído estos puntos clave que exponemos a continuación:

Rodearte de personas de las que poder aprender.

De nuevo, vuelve a aparecer la importancia del equipo, pero también de saber rodearte, durante toda tu trayectoria, de personas de las que puedas aprender. “Cuando eres un asalariado normal es buena idea rodearte de jefes buenos de los que puedas aprender, e intentar escoger dónde poder trabajar, en qué tipo de compañía, qué tipo de sector… Cuando ya fui emprendedor, lo apliqué al revés, quería tener gente muy buena cerca de mí, tanto como socio, como trabajador”, comenta Carlos Blanco.

Prestar atención a la selección de socios.

“Ya no hablamos tanto desde el punto de vista del talento de las personas sino desde el punto de vista de los valores”, explica Blanco. “Escoger un socio es una de las decisiones más importantes de una empresa y, por desgracia, es una de la que los emprendedores se toman más a la ligera, no le prestan la suficiente importancia. Es fundamental la decisión de cómo escojo los socios, a quién y en qué momento”, aconseja.

Analizar los proyectos antes de invertir.

A menudo, sobre todo cuando se trata de startups en fase muy inicial, el inversor se ve obligado a trabajar con unos tiempos muy rápidos. Aún así, antes de lanzarse, es vital analizar el proyecto. “No hay que invertir en gente únicamente porque que te caiga bien y en negocios solamente porque te gusten. Hay que ser mucho más analítico, mucho más frío y cuando te pones el gorro inversor olvidar los sentimientos, las amistades, olvidar que conoces a las personas”, argumenta el inversor. “No tiene que ser el inicio del planteamiento de la inversión que el proyecto sea de un amigo. El inicio tiene que ser que el negocio sea bueno”. Si bien la intuición es muy importante para el éxito de un inversor, “hay que tener cuidado de no dejarse llevar en exceso por la pasión”, recomienda.

Desprenderse de un proyecto cuando no tengas motivación para seguir.

Carlos Blanco no duda en señalarlo como uno de los momentos más difíciles para los emprendedores: identificar cuál es el momento de vender o dar por finalizado un proyecto en el que se han puesto horas, ilusión y ganas. “Creo que el momento de vender es cuando el emprendedor ya no es feliz o en el momento en el que aparece una oferta que ya no se puede rechazar”, comenta. En algunos casos, son los propios inversores los que deciden abandonar un proyecto por lo que la venta se convierte en obligada, “un emprendedor tiene que ser muy consciente de que si da entrada a los inversores van a acabar querer saliendo”.

Cuantos más socios, más implicación en la compañía.

“Por mi experiencia, sólo 1 de cada 7 trabajadores hace suya la empresa como trabajador y, en cambio, en una compañía en la que hay 20 trabajadores y 4 son socios, es más fácil que encuentres 6 o 7 personas implicadas sobre 20. Cuando hay mucha gente implicada, proporcionalmente, se eleva el nivel de esfuerzo, motivación y dedicación”, asegura el fundador de Nuclio.

Importancia del líder y la elección del mercado.

Formar el equipo es uno de los puntos más importantes para una startup, pero también que exista un líder claro con dotes de liderazgo y que reúna las características necesarias para serlo. “Liderazgo significa saber gestionar un equipo, saber crear un equipo, un equipo de socios y un equipo de trabajadores. Le doy mucha importancia a esa persona líder”, señala Blanco. Respecto al mercado, los emprendedores deberían prestarle más atención que a la propia idea y buscar “que sea un mercado en crecimiento, el máximo de no perecedero, algo que no vaya a cambiar de un día para otro, como las inmobiliarias o la venta de coches, por ejemplo”.

Falta de educación emprendedora.

Pese a que cada vez los emprendedores están más preparados y entienden más cómo funciona el ecosistema, otros muchos no saben dónde dirigirse cuando inician sus proyectos. “Parte de nuestra labor social como emprendedores o inversores es seguir educando para que se entiendan las fases de emprendimiento, las fases de inversión, los errores que se comenten”, explica Carlos Blanco. “Se les insiste mucho a los jóvenes en el emprendimiento, pero no habría que hacerlo exclusivamente en ello. Hay que insistirles en emprendimiento, en trabajar en equipo, en la importancia de la innovación. Pero hay que explicarles que, si quieren ser emprendedores, su hoja de ruta pasa, primero, por trabajar algunos años con gente buena o del sector de interés para conocerlo bien y hacer contactos. Así, luego, cuando creas la compañía ya has conocido a otros profesionales y serás más capaz de escoger los socios ideales”, asegura.

No todo el mundo tiene perfil emprendedor.

“Cada uno debe hacer un análisis de sí mismo para ver si cumple las características necesarias: no soy buen líder, no soy buen comunicador, no estoy orientado a métricas…pues no puedo ser emprendedor. Puedo ser autónomo, un freelance, un consultor, sí. Sin embargo, no puedo ser emprendedor de una compañía que quiero hacer grande”, indica el inversor y emprendedor, “no puedo pretender liderar si no tengo las cualidades para ser un buen líder, y mucha gente sin tener las cualidades lo hace, porque no hay educación de emprendimiento desde la base”.

Copycat y el conocimiento del negocio local.

En emprendimiento, una de las prácticas habituales es el copycat, que crear compañías que ya existen. La clave, en este caso, es saber adaptarlas al mercado local para tener éxito. “Los emprendedores locales tenemos una oportunidad de crear negocio en algunos países donde todavía los grandes no han entrado. Así, cuando esa compañía grande quiere entrar en tu mercado tiene que comprar”, explica Blanco. “El copycat es un modelo que no es fácil, hay miles y muy pocos lo consiguen. Se basa en ejecución, no va de inventores”.

Hay talento, pero está mal agrupado.

La experiencia en este punto es clave. Un trabajador que haya pasado por un exitoso e-commerce sabe qué tipo de perfiles son necesarios para crear un proyecto de esas características. Este es un punto en el que muchos emprendedores suelen equivocarse, eligiendo equipos en los que faltan perfiles clave, pese a que la idea era buena. “Mi papel es conseguir que los proyectos se creen con un equipo ideal en cada caso. Si no, no lo crearé, lo haré sólo si encuentro las personas idóneas. Mucha gente no es capaz y entre ellos, igual no se conocen. Mi papel desde Nuclio Ventures es agrupar esos perfiles diferentes para crear esa compañía”, comenta Carlos Blanco, Managing Partner & cofundador de Encomenda VC y Fundador & Presidente de Nuclio Venture Builde

Últimas noticias

Barcelona Tech City

“El grado de ambición de los proyectos limita más que el ámbito geográfico”

Leer más
Ecosistema

El salario y la flexibilidad horaria, claves en la retención del talento tecnológico

Leer más
Barcelona Tech City

“Algunos logros se consiguen únicamente a solas, en momentos decisivos”

Leer más