← Blog

Laura Urquizu, CEO de Red Points: “Una buena idea no sirve de nada, solo vale ejecutar bien”

En 2014, Red Points era una pequeña startup que empleaba a 10 personas y se dedicaba a luchar contra la piratería online. Ese año, Laura Urquizu aterrizó en la empresa y enseguida vio claro que el modelo estaba bien, pero que podría ser más amplio. Si además de centrarse en la piratería online, se proponían encontrar y eliminar falsificaciones, el mercado se multiplicaba por 10. Urquizu no lo dudó y aprovechó para darle “la vuelta a la empresa como un calcetín” y a transformar lo que era una empresa de servicios en una de Software as a Service (SaaS). A modo de ejemplo, el software que utiliza Red Points y que se ha desarrollado durante años a partir de Machine Learning e Inteligencia Artificial rastrea las páginas donde se venden camisetas falsas y las elimina. Estas falsificaciones se encuentran generalmente en Amazon, Instagram, Ebay por lo que se puede intuir el desarrollo que hay detrás de esta tecnología, capaz de distinguir productos verdaderos de falsos.

Con este paso de la piratería a las falsificaciones, Red Points pasó de ser una startup de un millón de dólares a una multinacional de 10 millones de dólares en apenas dos años. Pero no ha sido el único salto que ha dado la compañía. “Cuando en 2018 teníamos nuestra plataforma a pleno rendimiento buscando y eliminando contenido digital y falsificaciones, decidimos monitorizar la distribución online de clientes y ayudarles a encontrar donde se están vendiendo sus productos de manera ilegal o a través de distribuidores falso, entre otros”, explica Urquizu. La decisión les ha permitido ampliar negocio, esta vez de 10 a 100 millones.

La lección para Urquizu es clara: “Las empresas nacen con una idea inicial pero hay que repensarla y ampliarla. Cuanto mas grande sea el mercado, más fácil será crecer si es lo que queréis”.

 

Compartir valores

Además de reformular el modelo de negocio, una de las claves para triunfar es el equipo. Red Points emplea actualmente a unas 170 personas. Para Urquizu, lo fundamental es encontrar perfiles que compartan los valores de la empresa, ya que si no lo hacen, muchas personas se vuelven tóxicas. “Un error que he cometido ha sido no despedir a tiempo a una persona brillante pero tóxica. Cuando me di cuenta, me había pervertido a todo el equipo. Es doloroso pero hay que hacerlo”, sostiene.

Retener al talento también es esencial y para ello lo principal es que el proyecto sea atractivo. “Tienen que creer que están cambiando el mundo”, detalla.

La diversidad es otra de las claves del éxito. Red Points tiene empleados de 32 nacionalidades distintias y Urquizu se muestra convencida de que esa composición es uno de los grandes valores de la compañía. “No quiero una empresa de hombres blancos, quiero una empresa que me dé más visiones, y os aseguro que no es una idea romántica, es puro egoísmo empresarial, nos hace mejores”, señala.

Visión bien ejecutada

Ejecutar bien es una de las obsesiones de Laura Urquizu. “Una buena idea no sirve de nada, solo vale ejecutar bien”, sentencia. Y añade: “Si no podéis hacerlo, buscaos a alguien que sí”. Para Urquizu, construir una empresa lleva muchas veces a que las personas que la fundaron no sean las mismas que las que la lleven a bolsa. “No quiere decir que haya que despedirlos, pero sí reubicarlos, complementarlos… Vais a tener que estar continuamente sustituyendo posiciones porque el proyecto lo necesita. Hay que estar preparados para esto, igual que en una carrera de relevos”, explica.

Visión global

Otro de los factores que más han contribuido al éxito de Red Points es su visión global. De los 500 clientes que tiene la empresa, solo un 5% son españoles. “Cuando construyáis la empresa no penséis en un sitio físico, pensad en el mundo. El mercado es el mundo”, aconseja Urquizu.

Otra recomendación que hace es pensar siempre en el siguiente paso. “Está muy bien tener la visión clara pero en lo que hay que pensar es en lo que tengo que hacer bien para llegar al siguiente año”, explica.

Otro consejo es desmitificar el producto. “En las empresas SaaS el producto es el rey, pero para mí también es importante el equipo de RRHH, el de ventas. De hecho, nuestro presupuesto de marketing es casi igual que el de ventas. Sorprende pero nos permite ir más rápidos y crecer”, señala.

Y una última receta: identificar los KPI clave. Red Points no hay duda de que lo ha hecho bien. En 2017, la empresa creció un 350% y tuvo un porcentaje de retención de clientes del 99%. Además, incorpora 35 nuevos clientes al mes y tiene previsto cerrar el año con 80 nuevas incorporaciones de personal.

Últimas noticias

Agilidad organizacional: nueve tips según Lucas Carné
Barcelona Tech City

Agilidad organizacional: nueve tips según Lucas Carné

Leer más
Internacional

Natalia Olson-Urtecho: «Emprender es quitarse el miedo a fracasar”

Leer más
Barcelona Tech City

#BcnTech4Women avanza en su apuesta por la equidad de género en el mundo tecnológico

Leer más
This website is also available in English. Click on this message to view the English version.