← Blog

“¿Cuándo vender tu startup? Mejor dudar si fue demasiado pronto que arrepentirse por haberlo hecho demasiado tarde”

En 2006, Lucas Carné junto con José Manuel Villanueva fundó Privalia, un outlet de moda online, que poco después se expandía a Italia, México y Brasil. Una década después, el Grupo vente-privee francés compró la compañía en la que Carné continúa como directivo. Es uno mayores exit (venta) en una empresa de internet en España. Actualmente el grupo opera en toda Europa y parte de Latinoamérica y cuenta con unos 6.000 trabajadores, 1.500 de los cuales los aporta Privalia.

Como directivo, los retos profesionales de Carné para el futuro pasan por ayudar al Grupo vente-privee, que actualmente es un conjunto de empresas, a convertirse realmente en una sola empresa. “Eso significa un equipo global, una propuesta de valor global y al final crear realmente una cultura y una plataforma que en el contexto de madurez del espacio de ecommerce creemos que es fundamental para competir y para garantizar una sostenibilidad a largo plazo”, destaca.

Lucas Carné también es miembro de la junta directiva de Barcelona Tech City. De su experiencia y su visión como emprendedor extraemos algunos puntos clave.

COMPARTIR VALORES Y CULTURA, CLAVE PARA EL ÉXITO DE UNA COMPAÑÍA

Elegir unos socios y unos compañeros que compartan los valores y principios operativos de la empresa es uno de los principales consejos que debe seguir un emprendedor. Lucas Carné remarca que el conflicto entre socios es una de las grandes causas de mortalidad de los startups, por lo que “empezar de la mano de alguien con el que sepas vas a compartir y convivir en los mismos valores, mitiga un factor de riesgo muy grande”. Más allá de los fundadores, dichos valores deben extenderse a toda la organización para crear un marco de actuación; las reglas del juego en las que se va a convivir en la compañía, y que además de gustar, han de suponer una ventaja competitiva.

Lo mismo sucede al elegir el inversor, independientemente de su experiencia, conocimiento sectorial, prestigio y, como no, de los términos de acuerdo, también deberían compartir dichos valores.  “Va a ser un viaje largo en el que habrá buenos y malos momentos y lo que quieres es tener compañeros de viaje en los que quieras confiar y con los que te entiendas”, explica el cofundador de Privalia.

RODEARTE DE UN EQUIPO DE PERSONAS “A”

Además de compartir valores y cultura con los miembros de la compañía, para Carné es importante contar con “un equipo de personas con iniciativa y proactividad, que tengan la experiencia y la capacidad adecuadas y que consigan cumplir sus objetivos para llevar la empresa al siguiente nivel”. “Personas A,” como apunta este emprendedor, con curiosidad para aprender y abrazar la cultura de la propia empresa.

PONER EL FOCO EN LO QUE ES CLAVE PARA EL NEGOCIO

“Enfocarte en aquellas cosas que son realmente clave para tu negocio, aquellas que están alrededor de tu promesa de marca y en las que no puedes fallar, es fundamental para tener éxito”, asegura el cofundador de Privalia, teniendo en cuenta que el perfil del emprendedor – personas creativas, con muchas ideas y ganas de hacer cosas pero a veces también algo dispersas o a quien les aburre la ejecución y el día a día- suele chocar con esta idea.  Pero incide en que si se consigue enfocar el talento de la compañía en aquello realmente impactante, es muy probable que el proyecto acabe triunfando. “La gestión del ‘no’ y del sacrificio a la hora de priorizar aquellos aspectos fundamentales para tu negocio es el tercer elemento más importante, además de la cultura y de las personas”, aclara.

LA ESTRATEGIA FINANCIERA HA DE IR DE LA MANO DE LA ESTRATEGIA DE NEGOCIO

Cuando una empresa nace necesita financiación. “Has de tener una estrategia financiera que vaya de la mano de la estrategia de negocio”, comenta Carné. Se trata de un proceso “intensivo” al que hay que dedicar mucho tiempo y que consume mucha energía.  En el caso de Privalia resultó vital ser dos cofundadores. “Mientras yo me dedicaba durante muchas épocas casi al 100% a la financiación, mi socio se dedicaba al 100% a seguir gestionando el negocio”, explica el emprendedor.

¿Qué papel tienen las rondas de financiación? “Muchos emprendedores se obsesionan con batir récords de valoración o salir en la prensa. Pero una ronda es un paso más dentro de una trayectoria de crecimiento de la compañía. Hay que valorar la ronda en un contexto global y tener en cuenta no sólo el impacto en el momento, sino como te puede impactar en futuras rondas y en distintos escenarios de evolución de la compañía: positivos, pero también negativos. Los emprendedores cuando las cosas van bien nos pensamos que van a ir siempre bien, pero eso no es lo que pasa realmente. Ni siquiera en los casos de éxito”, aconseja.

HAY DINERO PARA INVERTIR, PERO MUY DIRIGIDO A SECTORES O MODELOS CONCRETOS

El ecosistema inversor en España ha cambiado mucho en los últimos años. Cada vez hay más startups capaces de conseguir grandes rondas sin apenas haber salido al mercado. Una situación muy distinta a la que se encontró Lucas Carné en el año 2005 cuando, junto con su socio José Manuel Villanueva, fundó Privalia. “Hay dinero para invertir, pero normalmente busca sectores o modelos de negocio concretos, los que se cree que van a ser la próxima revolución. Y estos sectores modelos van cambiando con el tiempo. Nosotros cogimos la ola inicial del e-commerce entre 2009 y 2011, primero con los outlets y luego los cupones. Después el dinero se fue a las redes sociales, luego al SAS y al cloud, luego al gaming, al fintech, a los clasificados, …”.

Y ahora destacan las startups que aplican machine learning a la solución de problemas y nuevas necesidades de los sectores tradicionales. “Cada año aparece algo nuevo y es en ese sector donde los inversores se enfocan, donde se concentra el dinero y las grandes valoraciones. Eso es un elemento que hay que tener en cuenta: algún día tu empresa o tu sector pasará de moda, y en ese momento mejor que ya estés monetizando y generes recursos para seguir financiando el crecimiento”, recomienda Lucas Carné.

MÁS STARTUPS SIGNIFICA MÁS COMPETITIVIDAD PARA ACCEDER A LOS INVERSORES

El número de startups ha crecido en los últimos tiempos por lo que encontrar inversores se ha convertido en algo cada vez más competitivo. “El dinero busca no sólo sectores concretos sino también encontrar dentro de ese sector el modelo de negocio adecuado y el equipo adecuado”, explica el cofundador de Privalia. “El emprendedor ha de salir a buscar el dinero, y tiene que hacerlo bien”, comenta y abunda: “no bastan palabras o una presentación en PowerPoint. Para conseguir financiación hay que hacer los deberes, hay que prepararlo muy bien, coger la maleta e irse a Estados Unidos o a Alemania, llamar a las puertas y estar preparado para recibir muchos portazos y muchos ‘no’”.

MOMENTO IDEAL PARA VENDER: CUANDO TU CREACIÓN DE VALOR HA SIDO MÁXIMA

Si la decisión de desprenderse de un proyecto no es, en general, fácil, aún es más complicado determinar cuándo es el momento adecuado para hacerlo. “Una pregunta que siempre se tiene que hacer un emprendedor es hasta cuándo cree que la creación de valor del negocio como empresa independiente va a seguir siendo fuerte”, explica Carné.

También se han de tener en cuenta otros aspectos como los financieros o de valoración. “Cuando un sector está en el punto de mira de los inversores y se esperan crecimientos futuros muy grandes, las valoraciones suelen ser muy altas. Sin embargo, a medida que esos sectores van madurando y se van haciendo más competitivos, los márgenes van bajando y los riesgos van aumentado y además el apetito del dinero baja porque ya se ha ido a otros sectores. Entonces las valoraciones caen”, argumenta. “Lo ideal es vender en el momento en el que tu creación de valor ha sido máxima y en el momento en que las valoraciones de tu sector estén en el punto álgido”, aconseja. “Cuando las cosas van bien siempre piensas que es demasiado pronto para vender el negocio. El problema es esperar y verse obligado a hacerlo luego en un momento en el que pasas dificultades o tienes grandes retos para seguir creciendo, porque entonces puede ser demasiado tarde. Mejor quedarse con la duda de si fue demasiado pronto que arrepentirse por haberlo intentado demasiado tarde”.

APROVECHAR LA EXPERIENCIA PARA CONSOLIDAR EL ECOSISTEMA DE BARCELONA

La base de startups en Barcelona es cada vez más amplia con un talento mucho más desarrollado en todos los ámbitos, más experiencia y más fondos, además de un ecosistema de proveedores de todo tipo de servicios. Para seguir consolidándose, el ecosistema de Barcelona necesita tiempo. “Ahora hay gente que sabe lo que es hacer un exit, y esa gente puede participar en el gobierno de otras empresas que han de pasar por ahí”, comenta Carné.

Por otra parte, la consolidación pasa por otros elementos regulatorios como la fiscalidad, ya sea para motivar inversiones o para crear planes de incentivos. “Muchos de los grandes clusters que han aparecido más allá de Silicon Valley tienen un marco fiscal adecuado para inversores y emprendedores o ayudas públicas para empresas que van a desarrollar proyectos en diferentes ámbitos o en sectores que pueden ser estratégicos y por los que se apuesta para el desarrollo”, asegura.

PRESENCIA FÍSICA, PUNTO CLAVE EN LA EXPERIENCIA DE COMPRA

Los retos de Privalia pasan por la velocidad en los plazos de entrega y también por una mayor integración con las tiendas físicas de las marcas que vendemos. “Más del 80% del consumo en general sigue teniendo lugar en la calle. La gente hoy en día, excepto en el caso de productos de primera necesidad, consume por ocio”, explica. “Con el consumo buscamos tener una experiencia satisfactoria, y la capacidad de proveer esa experiencia en el mundo físico sigue siendo algo único”, asegura Lucas Carné. Por eso, el camino de Privalia pasa por integrarse con las marcas que comercializan en su ecommerce, y desarrollar servicios como el “click & collect” o “Ship from store”.

 

EXPLOTAR DATOS EN TIEMPO REAL EN UNA PLATAFORMA, LA CLAVE

En una compañía como Privalia, la tecnología desempeña un papel primordial. Ya se utilizan algunas innovadoras, como machine learning, para definir mejor el precio de los productos,  para hacer una previsión de ventas por producto y por talla para ajustar mejor las compras, o para personalizar la experiencia de cliente. “Disponer de una plataforma tecnológica que nos permita explotar datos en tiempo real e integrar dentro de los procesos de la tienda online los resultados de la aplicación de modelos de machine learning”, comenta. En este sentido, es clave contar con perfiles como data scientist, architects, engiineers, etc. Perfiles capaces de crear y optimizar algoritmos, y aprovechar la gran cantidad de datos históricos que tienes para entrenar esos algoritmos y obtener los mejores resultados. Por ello, el Grupo vente-privee cuenta con un equipo global de data scientist distribuidos en las distintas oficinas y que está liderado por el propio Lucas Carné.

 

Últimas noticias

“Barcelona Tech City Campus representará la evolución del ecosistema, apostando por la especialización”

Leer más
Barcelona Tech City

“Emprender, a menudo, significa sacar adelante un proyecto rompedor aunque el mercado y su regulación puedan no estar preparados”

Leer más
Barcelona Tech City

“En Airbnb se aplica la ingeniería a generar confianza, que es la clave para el éxito de las plataformas entre particulares”

Leer más