← Blog

“Las corporaciones y las startups han de entenderse, pero falta encontrar la fórmula”

Cuando en 2011 Mar Alarcón fundó SocialCar no se hablaba todavía de la economía colaborativa. Y sin proponérselo,  este servicio de alquiler de vehículos entre particulares se convirtió en  la primera plataforma de economía colaborativa en España. La sostenibilidad y el emprendimiento social han sido dos de sus pasiones que ha unido a la perfección en SocialCar. Su paso por el Grameen Bank del profesor Muhammad Yunus, Premio Nobel de la Paz, la acercó al emprendimiento social. Esa experiencia, junto con haber vivido en China, Francia y Reino Unido, siempre de alquiler y sin coche propio, fueron la semilla de SocialCar, compañía que dirige. Su formación jurídica, además, la ha ayudado a comprender mejor todos los escollos legales a los que se ha enfrentado al ser pionera en economía colaborativa en España.

Una de las emprendedoras más destacadas, reconoce que ser mujer no ha supuesto ninguna dificultad para emprender y asegura haber encontrado una flexibilidad en un sector nuevo que le ha permitido conciliar la vida personal y profesional a la perfección.

Gracias a su trayectoria, se ha convertido en una de las mujeres emprendedoras de referencia en Europa, forma parte de la Junta Directiva de Barcelona Tech City y consejera de la Fira de Barcelona. Hemos charlado con ella y estos son algunos de los conocimientos que quiere compartir:

Cualidades del emprendedor: resiliencia y saber esperar

Para Mar Alarcón, el emprendedor se caracteriza por ser soñador y confiesa que a lo largo de su trayectoria ha tenido que aprender a ser paciente.  Y es que aunque el emprendedor siempre quiere resultados rápidos, “sobre todo, en negocios disruptivos como ha sido SocialCar en los que pretendemos cambiar el comportamiento de las personas en la movilidad, es necesaria la resiliencia. “Ser paciente, esperar el momento y mantenerse. Puede ir en contra de soñar, pero tienes que saber combinar las dos cosas”, asegura.

Emprender en negocios sociales es posible (y rentable)

El impacto social ha sido siempre uno de los objetivos de Mar Alarcón y lo ha conseguido con SocialCar, la primera plataforma de economía colaborativa en España. Pese al éxito, el camino ha sido largo y “un aprendizaje importante ha sido ver que los negocios sociales son posibles”.   Alarcón tiene claro que una startup tecnológica o una compañía de software pueden tener un impacto social importante sin dejar de ser un negocio. Aunque ese impacto debe ser lo suficientemente amplio como para que se entienda como social. En su caso, pese a las reticencias iniciales “hemos podido demostrar que hay un impacto social y económico importante en lo que hacemos y que repercute en las familias españolas, algo que nos motiva y nos gusta”.

Ser disruptivo y la travesía del desierto de la evangelización

Lanzar al mercado un producto disruptivo implica muchos retos y uno de ellos es dar a conocer el producto, que los usuarios entiendan cuál es la nueva propuesta. En el caso de SocialCar, alquilar el coche particular a otros usuarios era algo que nunca se había hecho en España y que no se conocía. “Por eso, una de las tareas más arduas fue trabajar para que el público conociera la propuesta de esta startup”, destaca Mar Alarcón.

Difunde tu idea y cuida mucho la ejecución

Desde el punto de vista de Mar Alarcón, uno de los errores principales que cometen los emprendedores es reservar su idea para evitar que alguien pueda copiarla. La fundadora de SocialCar considera vital entender muy bien tu idea y difundirla y explicarla a todo el mundo. “El emprendedor tiene que ser su propio evangelizador y procurar hacerlo lo mejor posible”, asegura. El siguiente paso es la ejecución en la que “es clave no dejar nada al azar”. Por eso, todo debe estar perfectamente claro y planificado para transmitir la idea lo mejor posible a los futuros usuarios. “Sin una buena ejecución, la empresa puede desaparecer rápidamente”.

Los inversores en economía colaborativa, un nicho

Durante una época ha habido muchos inversores que han estado buscando proyectos de economía colaborativa, por lo que emprender en este sector ha sido una ventaja en opinión de esta emprendedora. “Los inversores que invierten en proyectos colaborativos tienen su nicho, están muy identificados”. ¿Qué es lo que los hace atractivos? En la economía colaborativa normalmente se incluyen proyectos de gran escalabilidad y crecimiento exponencial, dos características muy atractivas para los inversores. “Los inversores buscan escalabilidad y las plataformas colaborativas son escalables por definición”.

No descuidar la parte de operaciones

Para Mar Alarcón, en los negocios digitales existe un excesivo enfoque por la parte tecnológica que puede hacer descuidar otra importante del proyecto: las operaciones. “SocialCar es una plataforma tecnológica, un software, pero detrás de la actividad entre usuarios hay una parte de operaciones en la que debes trabajar para que todo funcione perfectamente”, explica la fundadora. “Aunque sea una plataforma no deja de ser un sitio donde se contacta de persona a persona por lo que, a parte de tener un buen equipo tecnológico, es necesario contar también con un equipo que garantice el cuidado del usuario y su experiencia en las transacciones”.

La movilidad del futuro: conectada, eléctrica, autónoma y compartida

El futuro de la movilidad es una incertidumbre, por ello se trata de un sector en el que hay muchas posibilidades por explorar. “Creo que lo que hemos conseguido con SocialCar es un inicio, ha sido un detonante de un cambio”, indica Alarcón, que apunta que ese futuro se basará en cuatro pilares: “la movilidad será conectada, eléctrica, autónoma y compartida, que es donde entramos nosotros. De momento, hemos conseguido ser uno de los motores del cambio”.

Sostenibilidad, un sector con muchas posibilidades

Alarcón destaca que España ha sido un referente en energías renovables aunque las imposiciones legislativas han supuesto un importante escollo para seguir adelante. Un ejemplo, es la regulación del autoconsumo energético, preparado desde hace más de diez años. “La presión de los lobbies de las grandes compañías ha tenido un impacto negativo paralizando el liderazgo de la industria”. Por ello un impacto positivo para empujar cambios regulatorios pasaría por la fuerza de la unión de las startups.

“Asociaciones como Barcelona Tech City podrían ser un portavoz ideal del sector de las startups tecnológicas que sirvieran para sentar en la misma mesa a políticos y sectores emergentes e innovadores, sobre todo ahora que las diferentes Administraciones han creado líneas de trabajo de Agenda Digital”, remarca Mar Alarcón. “La innovación siempre va por delante de la legislación”, por lo que es necesario que todas las partes se entiendan y trabajen juntas para acelerar los procesos regulatorios.

Antes de inventar, intenta resolver necesidades

A menudo los emprendedores pasan mucho tiempo intentando encontrar algo nuevo aunque en la mayoría de los casos es mucho más sencillo que eso: basta con observar alrededor y encontrar algo necesario. “Siempre recomiendo a los emprendedores que no inventen nada, que piensen con la cabeza y miren qué necesidades hay, e intenten resolverlas”, asegura Alarcón.

Corporaciones y startups, llamadas a colaborar juntas

“Las startups y las grandes corporaciones somos animales de diferentes especies”, remarca la cofundadora y CEO de SocialCar. Unas diferencias que a menudo acaban condenando a ambas partes a no entenderse. “Creo que hacen falta algunos aprendizajes por ambas partes para que nos podamos entender, pero lo que está claro es que debemos hacerlo. Creo absolutamente en la innovación abierta, pero no se ha encontrado la fórmula”, comenta esta emprendedora. Compromiso y respeto son para Alarcón la base de la relación de estos dos actores entre los que debe haber una colaboración total para avanzar, porque, “en sectores tan claves y complejos como el de la movilidad tanto las startup como la industria tradicional podrían ahorrarse tiempo y recursos actuando juntas para generar un impacto realmente efectivo”.

Últimas noticias

Barcelona Tech City

“¿Cuándo vender tu startup? Mejor dudar si fue demasiado pronto que arrepentirse por haberlo hecho demasiado tarde”

Leer más
Barcelona Tech City

¿Cómo serán las startups que protagonizarán la tercera ola de Internet?

Leer más
Barcelona Tech City

“Las tendencias de inversión se orientan a compañías creadas para mejorar el mundo”

Leer más