← Blog

“Algunos logros se consiguen únicamente a solas, en momentos decisivos”

Formado en económicas y empresariales, la carrera profesional de Miguel Planas Arruti se inició en la empresa familiar, dedicada a la industria química. Después de una experiencia de 2 años entró en LEAR Corporation, multinacional de automoción. Tras vivir 12 años internacionales en este sector, arrancando compañías y desarrollando negocio, llegó a DOMINION en 2004 donde lideró, entre otros proyectos, como ejecutivo y accionista, la creación de la consultora de tecnologías de la información NEAR TECHNOLOGIES, lo que posteriormente fue Necsia, especializada de forma pionera en ciberseguridad y transformación digital. La ciberseguridad fue hace 14 años un nicho de mercado que Miguel Planas supo ver como emprendedor. Decidió dedicarse al emprendimiento “propio” y salió de DOMINION en 2010, comprando junto con su socio y amigo Pedro Fontana el porcentaje accionarial de esta compañía en NEAR. Hoy Necsia IT Consulting, de la que es presidente y fundador, cuenta con más de 300 trabajadores entre Madrid, Barcelona y Latinoamérica y cuenta entre sus clientes con toda la banca española y gran parte del IBEX.

Con el “sobreoptimismo” como actitud principal para ser un buen emprendedor, y “el realismo acerca de las propias posibilidades y del contexto”, Miguel Planas combina actualmente su faceta de empresario con la de inversor y emprendedor en ideas propias y del resto de socios, a través de IRIS, un Venture Builder y holding que agrupa las diferentes participaciones. Este VB nació en el año 2011 por las inquietudes de tres amigos (de nuevo Pedro, al que se sumó Gabriel Ferraté), con el claro objetivo de invertir y desarrollar, proyectos, empresas, soluciones del ámbito de ciberseguridad, transformación digital e inteligencia artificial. Destacan dos compañías: Nubalia y Tranxfer, con importantes crecimientos, basadas en adaptar ideas que funcionaban en el mundo consumo para trasladarlas al mundo corporativo.

“Desde hace unos años la tecnología llega antes a los consumidores que a las empresas. Así que lo que tiene éxito en el mundo de consumo lo trasladamos al corporativo con otros elementos de seguridad y funcionalidades. No ha sido una estrategia preconcebida, pero nos hemos dado cuenta de que es factor común de los siete proyectos que hemos creado. En general, no inventamos nada totalmente nuevo, sino que reinventamos ideas de consumo para el mundo corporativo”, destaca como cofundador y presidente de IRIS Venture Builder.

Comprometido con el ecosistema emprendedor, Miguel Planas es cofundador, vicepresidente, y miembro activo de la junta directiva de Barcelona Tech City, y con él charlamos sobre su experiencia como emprendedor e inversor, extrayendo interesantes puntos para la reflexión:

Saber manejarse en soledad

A menudo se habla de la importancia del equipo para el éxito de un proyecto y, en general, es así. Pero este emprendedor, a lo largo de su carrera, ha aprendido que también existen situaciones en los que sólo se puede contar con uno mismo. “Hay muchos momentos para el trabajo en equipo, pero también hay situaciones para el trabajo individual. Algunos logros se consiguen únicamente a solas, en momentos decisivos, donde no hay tiempo que perder”, explica Miguel Planas.

Contrata lento, despide rápido

Las velocidades a las que se mueven hoy en día las compañías pueden hacer perder de vista los protocolos a seguir en cuanto a la contratación. Se contrata demasiado rápido, y luego, “cuando alguien no encaja, la parte emocional ocupa mucho espacio para tomar la decisión de salida”. Además, en una startup los perfiles para los diferentes roles cambian muy rápido si hay crecimiento. Por ello, el consejo sería contratar lento y despedir rápido.

La importancia de saber decir ‘No’

Es muy importante para un emprendedor o un empresario aprender a decir que no. “Eso me ha costado mucho. De hecho, todavía sigo aprendiendo, principalmente porque forma parte del carácter del emprendedor el decir que sí y un genuino optimismo”, explica el fundador de Necsia IT Consulting.

Sobreoptimismo (en el inicio) y esfuerzo

Uno de sus mentores, Pedro Nueno, le dio una lección que no olvidará nunca al presentar el primer cierre de año al Consejo: “No te agobies por no haber cumplido, sin una dosis extra de optimismo en el Business Plan inicial nunca montaríamos nada…”

La capacidad de sacrificio y aguante también es fundamental: para soportar muchos ‘noes’ y para trabajar sereno en un entorno de pérdidas.

Ejecución, ejecución, siempre ejecución

“Algo que siempre he repetido es que es mucho mejor una mediocre estrategia y una eficiente ejecución que lo contrario”, subraya Miguel Planas.  Además, indica que el plan estratégico debe ser pequeño además para poder revisarlo cada tres meses.

Dejar espacio a las nuevas generaciones

Miguel Planas comenzó su andadura como emprendedor a los 37 años. Actualmente, uno de sus retos pasa por liderar sin mandar, sin dar órdenes. “Algo importante para cualquier directivo, pero imprescindible para un presidente”. Aunque también para hacerse a un lado y dejar paso a las nuevas generaciones. “Creo que mi generación es una generación puente en el entorno tecnológico que estamos viviendo. Solamente estamos sirviendo para transitar del pasado a lo que está ya llegando, y creo que dentro de poco vamos a tener poco sitio”, remarca.

Planificar el mejor momento para emprender

No fue casualidad que Miguel Planas iniciase su trayectoria como emprendedor cerca de los 40 años, estaba planificado. “La mayoría de los empresarios y emprendedores que había ido conociendo anteriormente, entre 20 y 30 años, ganaban dinero, pero se deformaban personalmente y eran pésimos ejecutivos. Atribuían sus éxitos a su valía y sus fracasos, a sus empleados, competidores, mercado…”. Por eso, considera que un buen entrenamiento es pasar una larga temporada con varios jefes, que normalmente, si son buenos se suelen fijar más en la capacidad de mejora que en tus logros. De esa experiencia, este emprendedor aprendió valores como el trabajo en equipo, soportar la frustración, respetar la autoridad e incluso a sacrificar una ilusión personal en el trabajo por algo mayor, como el proyecto global o el grupo.

Evolucionar el negocio y tomar decisiones arriesgadas

Cuando Planas apostó por la ciberseguridad y la transformación digital, ambos términos estaban aún por explotar. En los últimos cinco o seis años estos conceptos se han ido desarrollando hasta lo que son en la actualidad. Necsia ha tenido que evolucionar con ellos y, en algunos momentos, tomando decisiones arriesgadas. “Cuando yo comencé con Dominion y Necsia teníamos un equipo importante de conocimiento en gestión documental y olí que eso no tenía mucho futuro. En contra la opinión del Comité de Dirección decidí que dejábamos ese ámbito poco a poco y apostábamos por el mundo de la productividad y colaboración empresarial. Tuvimos suerte, poco después explotaron las intranets colaborativas y, con ese equipo, unido al equipo de desarrollo de apps, creamos la línea de negocio de transformación digital desde la que están desarrollando en grandes corporaciones el ‘moderno puesto de trabajo’”, explica el presidente y fundador de Necsia IT Consulting.

El arte de saber montar equipos y crear cantera

“Rodearse de un equipo de profesionales mejores que tú”. Este es, quizás, uno de los aprendizajes más relevantes entre los emprendedores junto a aprender a manejar(se) los egos.

Uno de los retos para el sector de la ciberseguridad y la transformación digital, especialmente en España, es el de encontrar talento. Cuando comenzamos no había en el mercado mucha oferta de profesionales con el enfoque que necesitábamos (un perfil muy técnico y a la vez consultor). “Entendimos pronto que la única vía que teníamos era formar a gente y creamos nuestra cantera, contratando estudiantes de último año de carrera. Este grupo se convirtió durante mucho tiempo a su vez en la cantera española más importante de ciberseguridad para otras consultoras. De ella han salido muchos profesionales que hoy en día aún están con nosotros, pero otros están con las ‘Big Four’ o en cliente final…”.

Tendencia a la especialización

Necsia ha realizado recientemente un cambio organizativo, por el que todos sus trabajadores son ahora especialistas, a excepción del presidente y el director general. “Ha sido un cambio muy duro porque quiere decir que muchas personas tenían que formarse a pasos forzados o no cabrían en el proyecto…”, explica Planas. Un cambio, por otra parte, necesario por las exigencias del mercado: “Si bien hay sinergias entre las diferentes unidades de negocio, la realidad es que se han vuelto tan complejo nuestros ámbitos, que ya no puede haber ningún rol no especializado”.

Últimas noticias

Barcelona Tech City

“¿Cuándo vender tu startup? Mejor dudar si fue demasiado pronto que arrepentirse por haberlo hecho demasiado tarde”

Leer más
Barcelona Tech City

¿Cómo serán las startups que protagonizarán la tercera ola de Internet?

Leer más
Barcelona Tech City

“Las tendencias de inversión se orientan a compañías creadas para mejorar el mundo”

Leer más