← Blog

ONLINE PILLS 13 – Leyton: Fórmulas Win-Win para la financiación rentable de startups

Take Aways:
  • El modelo de financiación Tax Lease I+D ofrece incentivos fiscales para las grandes empresas que apoyan proyectos de innovación.
  • Para la startup, este modelo supone una forma de financiación menos agresiva e intervencionista.
  • La Agrupación de Interés Económico asegura y previene riesgos en la relación corporate y start-up

La colaboración entre grandes corporaciones y startups es una tendencia creciente en el mercado pero que aún tiene una vertiente poco explorada en lo que se refiere a la fiscalidad y financiación de la I+D. Las corporaciones tienen escala pero muchas veces necesitan innovación, mientras que las startups tienen innovación y necesitan escala. Este win-win resulta aún más atractivo cuando se conocen los beneficios fiscales derivados de la alianza. 

Abel Fernández, Partnership Manager en Leyton, explica las vías para construir estas colaboraciones poniendo el foco en el impulso del sector startup y los incentivos para los corporates que apuesten por el emprendimiento.

Un nuevo formato para la financiación a la innovación

El modelo de financiamiento Tax Lease I+D ofrece la posibilidad de colaboración entre corporate y startup en un contexto favorable para ambas. El corporate impulsa proyectos de los cuales recibe ventajas fiscales. La startup recibe financiación sin diluir capital ni perder la propiedad intelectual del proyecto. Para realizar esta operación se crea una AIE (Agrupación de Interés Económico) “para no hacer agresivos los flujos y tangibilizar la compra de deducción fiscal”, según explica Abel Fernández.

Ventajas y riesgos

Leyton expone que el modelo Tax Lease supone una forma de financiación menos agresiva e intervencionista en comparación a una inyección de capital clásica. Sirve además de motivador para el desarrollo I+D que promueve la administración y genera un gran retorno para el corporate. 

No obstante, Abel Fernández advierte que es importante cuidar el detalle de estas colaboraciones. Debe quedar claro el componente I+D+i y la capacidad de la startup para ejecutar el proyecto, y no entender la innovación abierta como proyectos internos del corporate. En general, existe el riesgo de que por necesidad o avaricia se aplique una ingeniería fiscal fuera de mercado que intensifique las inspecciones.

Últimas noticias

ONLINE PILLS 15 – Passion Economy: del Influencer al Creators Marketing

Leer más

ONLINE PILLS 14 – Rocket Digital: Cómo construir una estrategia digital para el corto y largo plazo

Leer más

Barcelona, la tercera mejor ciudad de Europa para la start-ups

Leer más
This website is also available in English. Click on this message to view the English version.